Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por keta

Photo
Enviada por keta

Photo
Enviada por keta


 

soy celia y he desvirgado a Toni

Relato enviado por : Tatiana19752 el 10/05/2005. Lecturas: 11654

etiquetas relato soy celia y he desvirgado a Toni .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Soy Celia y he desvirgado un adorable y dulce muchacho de Instituto, Toni. Y tambien os envío un regalo...


Relato
DeB7 SOY CELIA, Y HE DESVIRGADO A TONI

Soy Celia. Hoy os voy a explicar como he protagonizado la primera vez del hijo de mis vecinos...

Como sabéis, me podéis llamar también Tatiana. Esta vez estoy más contenta que nunca escribiendo. Sólo tengo que mirar delante de mí y ver a Toni durmiendo desnudo en la cama...

Esta vez la historia es propia, esta vez la protagonizo yo, al igual que en gran parte en mi relato Desvirgadas en Barcelona 1 y 2, como algunos de mis buenos y fieles amigos y amigas lectores, como Danae y otros, recordareis.

Estoy en la habitación de Toni, en su casa. Él duerme, y yo no he podido evitar abrir su ordenador, colocar un disquete y empezar a relatar todo lo que ha pasado. Tal vez esta manía mía de escribir sea sólo exhibicionismo psicológico o moral... Reconozco que también soy un poco exhibicionista física... No sé, tendría que comentárselo a mi psiquiatra... si la tuviera...

Sigo escribiendo y no puedo evitar que mis ojos se dirijan hacia él. Toni tiene un cuerpo perfecto, de efebo, con esa suavidad de algunos adolescentes que los asemejan tanto a nosotras... Su cuerpo carece de la agresividad de algunos hombres, su piel expresa ternura y suavidad, tersa, limpia, blanca, sin pelos en su cuerpo, excepto esa suave selva que aparece en su pubis.

En general, siempre tiendo a acostarme con hombres maduros, experimento más placer con su experiencia y con su lentitud cariñosa que con la excesiva fogosidad de algunos más jóvenes. Además, je, je, los maduros tienen más tendencia a hacer regalitos de esos que hacen nuestra vida más agradable. Tal vez me llaméis puta por ello, pero tuve una buena maestra, tal vez recordéis a Ofelia, y las extrañas historias en las que metió, que os expliqué en Desvirgadas en Barcelona 4.

El sueño de Toni, nuestra pasión cuando despierta y volvemos a amarnos, nuestros abrazos y orgasmos sólo los interrumpe a veces el teléfono, cuando cada cuatro o cinco horas sus padres llaman a ver que hace... No volverán hasta la tarde del domingo, están en su torre de La Fosca, una hermosa cala cerca de la población de Palamós, en la Costa Brava de Girona. Aún tenemos toda la noche del sábado y el domingo por delante... Y, después, todo el tiempo del mundo... Hasta que nos cansemos o cualquiera de los dos encuentre alguien mejor, sin culpas ni compromisos...

Hace tiempo que nos conocemos, son mis vecinos, aunque tal vez hasta hoy, hasta esta mañana no me había dado cuenta que el niño ya ha desaparecido, que Toni se ha transformado en un muchacho guapísimo...

Todo ha empezado por una cosa tan vulgar como entrar yo en su jardín a pedirle a su madre un poco de sal que me faltaba para hacerme la comida. Vivimos en una urbanización de una población de montaña en la comarca del Maresme, cerca de Barcelona, entre Tiana y Alella, con todo el Mediterráneo delante de nosotros y no tenía ganas de agarrar al coche y bajar al pueblo para comprar sólo eso.

Toni estaba en su jardín, estirado en una tumbona, tomando el sol y durmiendo, con el libro que estaba estudiando caído al suelo. Una gorra le protegía los ojos, y sólo llevaba un pequeño bañador negro, casi un tanga, su cuerpo estaba todo desnudo menos el sexo... Me quedé impresionada mirándole, no sé si el se dio cuenta o dormía en realidad. Su perro se acercó a saludarme, es un buen animal, muy amigo, aunque parezca mentira, de mis dos gatos gemelos.

Sí, fue como una revelación. Su cara aniñada, sus labios, sus ojos azules, su largo cabello, ni largo ni corto, entre rubio y castaño, sus hermosos ojos verdes, su piel, blanca y delicada, su cuerpo perfecto, hermoso como el de una jovencita delgada, casi me recordaba a como era yo misma hace años.

Yo iba con la parte de arriba de un bikini, y unos pantaloncitos cortos muy estrechos y ajustados.

Como descubrió y disfrutó hace años Irving –le recordáis, ¿no?-, tengo un cuerpo esbelto, y, aunque ya no soy una adolescente, sino una mujer joven que se cuida, continuo siendo, creo, muy atractiva para los hombres, como veo en las miradas incendiarias que recibo en la playa o las piscinas cuando tomo el sol o me baño llevando solo un tanga o la parte inferior del bikini, o incluso en la calle, cuando las miradas de los tíos de 10 a 90 años se dirigen a mi cintura desnuda, a mi ombligo, al espacio entre el final de la camiseta y las braguitas que quedan algo más altas que mis tejanos de cintura baja...

Oh, sí, me gusta provocar esas miradas, soy pérfida en ese sentido, odio ser invisible, ya me llegará la edad de serlo inevitablemente, aunque me considero buena tía en general y leal con mis amigos y amigas... No hay nadie que me considere borde, soy buena gente con los que me quieren...

Y esa mirada incendiaria, esa mirada de deseo y lujuria es precisamente la que me dirigió Toni cuando apartó la gorra y me observó a su lado de pie. Ojos de niño travieso pensando en hacerse una paja recordándome, ojos de hombre joven imaginando que me tocaba, besaba y follaba... Y eso era lo que yo me estaba imaginando también al seguir contemplando su cuerpo prácticamente desnudo, y su cara bella y angelical... bueno, ahora, con esa mirada, mas que angelical, su mirada tal vez me transmitía el fuego del infierno de su deseo de sexo... de sexo conmigo...

Cuatro frases tópicas, la petición de la sal que necesitaba, su explicación de estar sólo en casa, de haberse quedado en casa a estudiar porque tenía unos exámenes importantes la semana siguiente, mientras sus padres iban a la playa, a La Fosca, porque tenían una calçotada con sus amigos, una comida típica catalana consistente en cebollinos asados mojados en una salsa especial acompañados de costillas y carne asada, pero que a él ya le aburrían esas reuniones de sus padres y sus amigos.

Bueno le dije, mientras él se había levantado de la tumbona y nos dirigíamos a la cocina de la casa a buscar la sal, pero tampoco estarían tan mal, seguro que en esa comida habría algunas chiquillas, hijas de los amigos de su padre, que le encontrarían a faltar... Di en el clavo, Toni enrojeció... Me dijo que sí, pero todas eran tontas y pijas.

- Pero algunas deben estar muy buenas, ¿no? – continué, pasándole mi brazo por encima de sus hombros, como dándole un cariñoso abrazo de hermana... Noté que se estremeció al sentir que pasaba mi brazo por su piel desnuda y apretaba su hombro...

Ese fue el momento clave. Creo, además, que para él ha sido uno de los momentos clave de su vida. El momento de acobardarse o dar el salto valiente hacia delante, y él eligió este segundo camino.

Se giró hacia mí, y, seguro que, sin haberlo notado yo, debía hacer tiempo que me deseaba, que me miraba como mujer, me dijo la frase que le abrió todos los caminos de mi cuerpo:

Sí, pero ninguna como tú. Tú eres más guapa que todas, Celia...

Me paré, y lo giré suavemente hacia mí. Su cara ardía, sus ojos me miraban como fuego, pero con una especie de temor por el paso dado, por el atrevimiento de decirme aquello. Su cuerpo desnudo junto al mío, había empezado a sudar, aunque no hacía calor...

Y pensé rápidamente... Aquello era algo nuevo para mí... Era como cambiar los papeles... Tantos relatos que he escrito sobre desvirgamientos de jovencitas, algunos autobiográficos, otros producto de confidencias de experiencias personales, otros imaginados... ¿Por qué no cambiar ahora los papeles? ¿Por qué no podía ser yo ahora la desvirgadora? Una nueva experiencia, yo haciendo el papel que hizo Irving conmigo hace unos años... yo iniciando en el sexo y desvirgando un guapo jovencito...

Y su vientre... Ya sabéis, tengo experiencia en hombres, sé observarlos... y sí, en el vientre de Toni, había un abultamiento que antes no estaba... Su pene había crecido, desbordaba del slip, el chico estaba con el pene en plan de guerra...

Como pensaba antes,... ¿Por qué no?... Yo me había calentado también a tope, tener junto a mí el cuerpo desnudo del muchacho me había puesto a mil por hora, aunque se controlar exteriormente mis emociones...

Le pasé las manos por la cara, él ardía... le agarré suavemente por los hombros, aproximé mi cara a la suya, y le dije...

-Gracias por lo que has dicho, Toni... Eres un buen chaval... Y muy guapo...

Él enrojeció aún más...

Y yo entonces me acerqué más y rocé mis labios con los suyos. Era como tocar fuego. Toni se quedó quieto. Vi cómo cerraba sus ojos.

Y apreté. Le atraje hacia mi cuerpo, noté su piel desnuda en mí, y apreté mis labios en los suyos. Los encontré hechos fuego, húmedos, fantásticos, y con mi lengua abrí su boca y busqué el contacto con su lengua.

El quedó como algo desconcertado, pero me dejó que yo hiciese, que le guiase... su boca sabía a fresa, seguro que del chicle que antes estaba masticando... Lo estreché contra mi, agarré su culo y lo apreté contra mi vientre, y noté como Toni gemía, el contacto de su sexo contra el mío lo aceleró y me di cuenta que tenía que actuar si no quería que...

No, su primer recuerdo del sexo no podía ser el de un gatillazo, el de una corrida rápida como un niño...

Le agarré de la mano y lo arrastré. Conocía perfectamente su casa, tan bien como la mía, y lo llevé por la escalera hacia el piso superior. Él se dejaba llevar...

Le hice entrar en su habitación. En la pared, un póster reproducción de una famosa foto de Britney Spears aparecida desnuda en Internet, real o trucada, poco importa. O sea, que era Britney quien presidía el erotismo nocturno de mi amiguito... Bueno, yo soy algo mayor que ella, pero me iba a tener de verdad, de carne y hueso... y vagina y pechos y... Yo no soy de papel...

Llegamos junto a su cama. Nos miramos fijamente. Yo le sonreía, para tranquilizarle, le notaba muy nervioso. Le di un beso en la mejilla y le pasé una mano por el bañador. Noté que efectivamente, el pene estaba como una roca, y que Toni respiraba con agitación.

Lentamente, delante de él, me quité la parte de arriba de un bikini que llevaba, y mis pechos quedaron al aire. Él me miraba, con los ojos desorbitados. Yo le seguía sonriendo. Me bajé el pantaloncito, y me quedé sólo la braguita, igual que él.

Me estiré en la cama y le miré. Parecía que no sabía que hacer. Continuaba de pie, sin decidirse a nada...

Poco a poco me fui bajando la braguita, con lentitud, mientras él jadeaba cada vez más al ver mi sexo desnudo, yo ya estaba desnuda por completo...

Le dije, susurrando suavemente, después de conectar una música ambiental cálida y subyugante en el equipo de sonido de Toni:

-Toni, guapo, tienes que quitarte ahora el bañador... Hazlo poco a poco...

Sonrió, y así lo hizo. Su sexo, su pene, sus testículos se liberaron, su pene se irguió recto hacia delante, no era el más grande que yo había conocido, ni mucho menos, pero no estaba mal, era redondito, como un cilindro, más largo que ancho, y unos cuantos pelitos ensortijaban la zona que rodeaba el pene y los testículos, de buen tamaño pero también sin exageración. Todo en él parece medido, equilibrado, justo en su lugar.

Y le seguí guiando.

-Va, nene, acuéstate a mi lado.

Pronto lo tuve junto a mí. Por la ventana entraba el cantar alegre de los pájaros.

Llevé su mano a mis pechos, hice que los acariciase, los apretase.... Acerqué su boca a la mía y volví a besarle...

Esto es lo que tiene desvirgar chavales, que todo lo tienes que hacer tu, que todo tienes que enseñárselo tu, para que luego lo aproveche cualquier putita que les enseñe el coñito sin estrenar... Pero bueno, no me quejo, desvirgar chicos he descubierto ahora que tiene un morbo especial.

Poco a poco me lo coloqué encima, ya lo tenía conmigo, encima de mí, con todo su cuerpo reposando en el mío. Sentí su pene, ya descapullado, pasearse por mi vientre. El chiquillo no encontraba la entrada, no tenía aún buena puntería. Quería metérmela, pero no sabía como, y se angustiaba por miedo a fracasar.

Naturalmente, le ayudé. Bajé mi mano, agarré su pene, lo dirigí a la entrada de mi vagina, le dije que me dejase hacer, y con un movimiento hacia arriba de mi cuerpo, al tiempo que apretaba su culo contra mi vientre, introduje todo su pene dentro mi cuerpo...

Que sensación... Que picor inesperado... Que placer... Fue increíble tener su polla dentro de mi vientre, ya que el placer, tal vez por el morbo de la situación, yo nunca había desvirgado a nadie, me vino rápidamente, de súbito, como nunca me había pasado, el hecho de tenerlo ya dentro de mí me llevó a la velocidad del rayo a un increíble e insólito orgasmo, a una explosión increíble de placer que me llevó a pegar saltos en la cama, levantando el cuerpo del chico y volviendo a caer con él, gritando de placer, gimiendo, saltando....

Afortunadamente, porque al mismo tiempo el no duró mucho con el pene dentro de mi vagina sin reventar. Explotó enseguida, también gritó, gimió, lloró y se movió frenéticamente inundando mi vagina con litros –bueno, es una pequeña exageración- de semen, joven, potente, valiente... Le abracé, le besé, le mordí, le apreté contra mi, porque él seguía gritando y gimiendo cuando yo ya había acabado, hasta que quedó tranquilo, sudando, encima de mí, durmiendo, sobando mi cuerpo, chupando mis pechos, mojando sus dedos en el semen que había depositado dentro de mi...

Yo lo tocaba todo, recorría todo su cuerpo, acariciaba sus cabellos dorados, sus ojos cerrados, sus labios ansiosos que se cerraban en mis pezones como los de un recién nacido...

Y así, de momento, hasta tres veces más hemos ya llegado al final en este maravilloso día...

Mientras él duerme y descansa, yo he ido escribiendo en su ordenador portátil todo este relato, que ahora extraeré en el disquete y me llevaré para revisarlo y enviarlo enseguida a que lo podáis leer así, en caliente, cuando todo acaba de pasar, cuando todavía tengo el semen del chico en mi vagina, en mi cara, en mi boca... Cuando él me considera la diosa más perfecta de la tierra, y yo a él un ángel bajado de los cielos a hacerme conocer los placeres más perfectos...

Tal vez os parezca un relato precipitado, pero os lo voy a servir calentito, con todo aún muy reciente, acabado de pasar, con pocas correcciones, casi tal como me ha salido escribiendo directamente, a veces con el cuerpo desnudo de Toni durmiendo delante de mí, este pasado fin de semana.

2.

Ahora Toni y yo nos encontramos al atardecer de los primeros días de esta semana en mi casa, justo al lado de la suya, cuando él vuelve del instituto y yo de mi trabajo –esta semana me toca turno de día-, y follamos de nuevo apasionadamente mientras se supone que él está en la biblioteca de la población estudiando o haciendo trabajos de grupo con sus amigos y amigas de clase en el Casino de la población.

Sus padres vuelven a La Fosca este fin de semana. Toni y yo tendremos de nuevo las dos casas a nuestra disposición. Tengo que hacerle buenos bistecs, el pobre chaval no sabe la que le espera conmigo... Bueno, tal vez sí lo sabe, y lo desea...

Como comentaba con mi amiga Nuria el primer día que estuvimos las dos con Irving y Humberto, qué pérfida que soy... En temas de sexo, claro, ya sabéis que en otras cosas soy muy buena tía...

Ahora llamaré a Nuria para explicárselo, todo esto la emocionará.

Otro día os explicaré las aventuras y ligues de Nuria... Hay alguno que no os podéis ni imaginar, eso sí, como se entere su marido, yo le digo que vaya con cuidado, Andrés, su marido, un cuarterón venezolano, es muy celoso... Creo que el hecho de haber tenido su primera vez con Humberto, el mulato cubano -¿recordáis?-, la aficionó a los amantes de color...

Ah.... ¿Nos os lo había dicho? Toni y su familia son mexicanos. Su padre trabaja en una empresa multinacional, y hace unos diez años que está en Barcelona. Hace unos tres que somos vecinos.

A mi también me quedó una cierta afición por los amores latinoamericanos, después de estar con Irving, y también con Humberto, como sabéis los que habéis leído toda la historia en mis relatos anteriores.

El padre de Toni, Emilio, procede de la capital, del distrito federal de México, y la madre es mucho más joven que el padre, es una joven sueca que había sido secretaria del licenciado Emilio cuando este estuvo anteriormente destinado en Estocolmo.

Hasta pronto. Os amo. Sed felices… dentro de lo posible.

Celia-Tatiana

6 de Abril de 2005

Post Data:

Toni es un gran aficionado a la fotografía. Casi un auténtico profesional, un artista. Con la maquina digital que le han regalado sus padres lo fotografía todo… Yo le he dejado hacerme unas fotografías, que le sirvan algún día de recuerdo de mí y de su primera vez. Ahora os voy a regalar, a mis fieles lectores y lectoras, dos fotografías que tal vez os resulten interesantes. Tal vez soy yo, tal vez no. Me encanta jugar un poco y dejaros con la duda…Ya sabéis, soy pérfida y traviesa…

¡Besitos y hasta pronto!

Celia-Tatiana

Final de Desvirgadas en Barcelona -7-

Otros relatos eroticos Primera vez

A mis 12 años, con unas chavas de 12 13 y 14, algo nuevo para mi, mi iniciacion hacia el sexo, practicamente una orgia con ellas y con mis amigos, simplemente algo que recordare por el resto de mis dias.
Relato erótico enviado por Anonymous el 08 de June de 2004 a las 09:55:40 - Relato porno leído 338436 veces

el amigo de mi papa me desvirgo

Categoria: Primera vez
Cuando senti que el me puso su verga en mi entrada lista para metermela me estremci de placer.
Relato erótico enviado por Anonymous el 23 de April de 2010 a las 18:09:14 - Relato porno leído 211518 veces
La lleve a su recamara dentro los aposentos de la iglesia, ella repetía que era una locura pero también ya estaba caliente, lo note por su humedad que tenía ya en su vagina, ella me dijo que nunca había estado con un hombre y que no sabía ni como se hacía el sexo más yo le dije, “No te preocupes mamacita yo te guio” le subí totalmente su vestido y le abrí sus sexys piernas.
Relato erótico enviado por reycolegial el 07 de September de 2009 a las 16:44:00 - Relato porno leído 133712 veces
En mi fiesta de 15 años en un vochito de mi misma edad me hicieron mujer y fue el comienzo de una relación intensa.
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de July de 2004 a las 00:33:10 - Relato porno leído 125996 veces
Soy jardinero en una mansión hace muchos años, los chicos crecieron con migo pero llego el día que Lucrecia la mayor se convirtió en mujer..-
Relato erótico enviado por felipepan el 15 de June de 2012 a las 00:27:20 - Relato porno leído 106090 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'soy celia y he desvirgado a Toni'
Si te ha gustado soy celia y he desvirgado a Toni vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar soy celia y he desvirgado a Toni. Tatiana19752 te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato soy celia y he desvirgado a Toni.
Vota el relato el relato "soy celia y he desvirgado a Toni" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4.6666666666667
votos: 3

No puedes votar porque no estás registrado


Relatos eroticos en bolivia de quillacollorelatos eroticos guillermina recien casada ingenuaAnal con faldita xxxcolegialas con hilito pornov porno de.mujeres imfieles de pollera con su.compadrematriz llena de leche eliterelatosrelatos mi amante y yo convertimos a mi marido en un sumiso cornudo y mariconelite relatos la hermana con su padrehija sentate a estudiar relatos taboo xxxrelatos mi amante me rompioel culo y mi marido se dio cuentaRelatos eroticos de una escuela ruralrelatos xxx el borracho en el hospitalsus pujidos de mi vieja relatoporno de roviranadando juntos desnudos relatoRelayosxxxVer relatos eroticos de le rompi el culo a una señora madura muy decenteOmbligo tortura-relatosrelato porno de mi madre monica #13Aguja clavada en el ombligo todorelatosrelatos trans me cogieron vien rico me dejaron el culo vien aviertowww relato erotico enano c coge la esposa d otrorelatos eroticos no consetidos de viejos con chicasA los negros les gusta cojer por el culo relatosdesexorelatos de zoofilia de mujeres casadaspornoschantaje incestola nalgona y el señor cornudo relatoselektrik 36ru relatosrebelde bueyporno relatos mi maridito es un boludowww.busco fotos y relatos de hombres culiando mulasrelatos mi mujer ya borracha c kita el vestidorelatos calientes del chavo del ochorelato erotico lactancia caninaMe coji a mi tia por aberse emborrachadorelatos eróticos la pequeña del dfrelatos eroticos hayyy q rico dame lechitamadre y hija follando con su hijorelatos eroticos besar tu cuquitavideo porno relato tio vergon folla ala sobrinita culona en el sofarelatos eroticos abusandorelatos eroticos la dama y el viejo bulgargay relatos slip bulto 2017 padrasto dotadorelatos eroticos se quitó el condonHistorias y relatos de pasivos penetrados por largos penes relatos eroticos de jovensitas campesinas cortos gratis para leertodorelatos mi esposa despacha en la tienda de mi compadrele.di viagra a mi.hermana historias hotconfesiones erotica de la pastorarelatos eroticos mi amigo vergon mujeriegomi primer anal fue de.mi padastrome coje un verga deformerelatos de campesinas calientesrelatos trans relata cuando lo violaron no queria pero termino por gustarleRelato Desvirgue A Una Hermafroditacuento erotico ayayay mamame las tetasrelato erótico seducida por un albañil 2da parteRelatosxxx cuando yegue a la cuadra de los caballosfollandome a un chamaqyito relato erorico gay/relatos-de/ahhh-siiirelato gay follado por militar guapo y super vergón/relatos/eroticos/ficha/la-nena-ep1-16246.htmlMi querido hijo - relatos eróticosrelatos eroticos follada por los méndigos y pobresrelatos sexuales cristina y don tito parte 5Busqueda fotos y relatos xxx papa mama hijo faborrelato erotico miedosesion de fotos a mi esposa relato eroticoconversemodezofiliarelato revientame cuca papirelatosporno mi esposa lloronagratis con la suegra anal escat relatosrelatos sexuales imaginando qúe soy prostitutarelatos de insesto rom¨¢nticosdos negros le hicieton sandehich a mi hija relstos pornorelatos travestis el vergon del jardinero relatos eroticos: el marido no se percato